Lo mejor del cine de 2018 para los profesionales de la cultura nacional

Dani Calavera//

Como ya hice el año pasado, este diciembre he ido recopilando las películas favoritas de 2018 de unos cuantos profesionales y artistas del mundo de la cultura, el cine y el periodismo.

La respuesta ha sido altamente positiva; tanto, que como el que lanza palomas al vuelo para ver cuántas caen, algunas se han escapado y no han podido entrar en los especiales para la web de Heraldo de Aragón, en la que trabajo como crítico de cine.

Obviamente no siempre llueve a gusto de todos, pero lo interesante viene cuando te das cuenta de cuánto coincides con alguno de ellos o, quizás, cuando te dejas guiar por sus consejos que, al fin y al cabo, -y os lo garantizo- son «peña que controla». Si no lo fueran no les habría consultado.

¡Comencemos!

Ready Pleayer One de Steven Spielberg

¡Tres! Han sido tres los que han destacado la aventura futurista, oda a la cultura pop de los 80, dirigida por el único hombre en el planeta al que podía salirle así de bien: Spielberg. Sus admiradores son Jorge San Martín, periodista y presentador de televisión, Sara Lapiedra, actriz teatral, actriz de doblaje y cantante del grupo White Covent; y Alfonso (Fonze) Millán, realizador en Heraldo TV y co-creador del programa Unas Cuantas Pelis… Y, dicho sea de paso, seguramente el mejor ser humano que conozco.

READY PLAYER ONE

Spielberg no solo nos lleva a un trepidante mundo de nostálgica aventura sino que nos invita a reflexionar sobre la transformación de nuestras vidas a través de la tecnología. La realidad virtual permite que el sueño de lo que queremos ser se convierta en nuestra rutina diaria y la realidad convencional, la de carne y hueso, en un molesto paréntesis entre aventura y aventura. El ser humano ha caído, por fin, rendido al mundo de la ilusión que fabrican los grandes imperios de la tecnología y el entretenimiento. ¿Qué es más real, lo que ves con las gafas puestas o sin ellas? ¿Acaso importa? Diversión con fondo, mucho fondo. Nos vemos en OASIS. – Jorge San Martín.

Nivel a nivel, me siento como la protagonista de este brillante juego. Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto en el cine. – Sara Lapiedra.

Hay pelis que gustan porque son buenas en guion, foto, técnica… y pelis que te envuelven, te convierten en un niño, como esta. Disfruté con cada «moñaco», con cada referencia a los 80… Tanto, que todos nos dábamos codazos a cada plano en el cine, como críos. – Fonze

Lazzaro Feliz de Alice Rohrwacher

Dos fueron los que destacaron como su película favorita del año a Lazzaro Feliz. El co-director de Matar a Dios y del multipremiado cortometraje RIP, Caye Casas, y la actriz nominada a un Premio Goya, Alba García, por Verbo, de Pedro Chapero Jackson en 2011.

La mejor peli que he visto en este 2018 es Lazzaro Feliz… Es una historia en la que entras desde el principio, que te la crees; es la preciosa y dura historia de la bondad infinita de una persona, con crítica social sutil y poderosa, unas interpretaciones magistrales y un surrealismo que me chifla. Si en un coctel pusieras a Fellini y Berlanga el resultado sería algo parecido a Lazzaro Feliz. – Caye Casas.

Para mí, la película de éste año es Lazzaro Feliz. En éstos tiempos de tanto tienes tanto vales, tiempos en que la humildad y la simpleza son valores de capa caída, encuentro belleza en la profundidad del mensaje de la película. Lázaro funciona como espejo angelical en el cual se refleja lo más profundo de cada personaje: la miseria moral en la mayoría de los casos, pero también el amor más puro. Es un canto a la esperanza, una nana a los oprimidos. Una oda a la grandeza de espíritu escondida tras la pobreza material. – Alba García.

El Reino de Rodrigo Sorogoyen

Miguel Casanova, guionista y cortometrajista, director del reciente corto protagonizado por Anna Castillo, Vergüenza, escoge el film de Sorogoyen como su favorito del año, argumentando lo siguiente:

Rodrigo Sorogoyen y Antonio de la Torre

Pocas películas son de tan rabiosa actualidad en el mundo como ésta. Combina una dirección, una puesta en escena en estado de gracia (ese inicio…) con un guion frenético (coescrito con Isabel Peña) plagado de diálogos tan reales como los que escuchas en la misma calle. Todos y cada uno de los personajes son un acierto de casting, y sitúan a Sorogoyen como el mejor director de actores de nuestro país. Sólo alguien que haya hecho una película como Que Dios nos perdone puede llegar a hacer esta maravilla de nuestro cine, más necesaria que nunca. Miguel Casanova.

Roma de Alfonso Cuarón

Laura Gómez-Lacueva, una actriz que gracias a sus trabajos dramáticos en cine demuestra que es mucho más que la excelente cómica del programa Oregón Tv de la autonómica aragonesa, escoge el film de Cuarón por el siguiente motivo:

Porque tiene dentro mucha verdad y mucho cine. Maravillosa película y maravillosa Cleo, la protagonista. Y me gustaría nombrar también El Reino, no sólo por haber participado, si no por lo necesaria que es y por tener un reparto de lujo y una gran dirección y guion. – Laura Gómez-Lacueva.

Cold War de Pawel Pawlikowski

Dos periodistas y doctos comentaristas en tertulias cinematográficas, Dani de Castro y Pedro Zapater, han escogido el film sueco más relevante en años como su título predilecto del 2018.

Una auténtica lección magistral de política, música y amor. Es la vida misma llevada a la pantalla: todos los estados por los se pasa en una relación de pareja: flechazo, enamoramiento, dudas, frustración. Con un final amargo o muy dulce según se vea. Con la guerra fría como telón de fondo, una banda sonora preciosa y el blanco y negro que lo impregna todo. Totalmente recomendable. Una peli que llega muy hondo. – Dani de Castro

A priori, cuando se acude al cine a ver una peli polaca en blanco y negro que dura apenas 90 minutos las expectativas no son demasiado altas. Pero cuando se descubre que ese filme está dirigido por Pawel Pawlikowski, director de Ida (Óscar a la mejor película extranjera en 2015), las ideas preconcebidas se esfuman y dejan paso al deleite que produce visionar una obra maestra como Cold War, cuyo argumento es tan sencillo como demoledor:  la historia de un amor imposible con la Guerra Fría como telón de fondo. Por si fuera poco, la cinta cuenta con una excelente banda sonora en la que se entremezcla la música polaca y el jazz. Cine en estado puro con ecos de la nouvelle vague francesa; pienso en esa alocada aventura amorosa que es Al final de la escapada, filmada y firmada por Godard y Truffaut, respectivamente. – Pedro Zapater.

La balada de Buster Scruggs de Joel e Ethan Coen

Otros dos votos para la epopeya capitular dramático-cómica, enmarcada en el western, que han llevado a cabo los Coen para Netflix. El director de fotografía Manuel Buil y el actor Manuel Toro coinciden con el director de la revista Cinemanía Carlos Marañón al elegirla como su título predilecto del 2018.

‘The Ballad of Buster Scruggs’ Trailer: Still Not a Series

Cuando parecía que no  se le podía sacar más punta al wéstern, los Coen vuelven a dar otra lección de cine. Brillantes. – Manuel Buil -os aseguro que, trabajando, este vikingo es igual de directo y efectivo que con sus palabras-.

Una grata sorpresa. No esperaba que me fuese a enganchar tanto. Unos exteriores apabullantes y preciosos, como a mi me gustan, acompañan a unos personajes muy bien escritos. – Manuel Toro.

Todos lo saben de Asghar Farhadi

Sylvia Herrero, veterana periodista del programa Unidad Móvil, quedó deslumbrada con el drama rural con tintes de thriller y ecos de García-Lorca con un reparto coral de campanillas. De hecho, el reparto del año en mi opinión:

Es una de esas películas que te reconcilian con el cine. Máxime en una temporada llena de guiones a los que les falta una vuelta. El argumento es vibrante, de los pocos que aguantan dos horas y cuarto sin que caiga la curva de atención. Bardem y Cruz alcanzan la madurez post-Oscar. Darín, Mínguez y Eduard Fernández brindan interpretaciones de las que te hacen agarrarte a la butaca pidiendo 5 minutos más de metraje. En España sabemos hacer thrillers. Si, se puede. – Sylvia Herrero.

Campeones de Javier Fesser

La periodista y presentadora Jennifer García escoge el film de Fesser y explica lo siguiente sobre ella, dándonos claves sobre sus demás películas favoritas del año:

Tráiler de 'Campeones': el esperado regreso de Javier Fesser a la comedia en acción real

En un año en el que las butacas y los espectadores, ávidos de emociones de otros mundos, hemos vibrado con Marvel, en el mismo año en el cual, con una gran original puesta en escena, Spike Lee nos ha recordado que el racismo de los setenta no está tan lejos, yo me quedo con un gran producto nacional: Campeones. Una película que tiene el colorido que Fesser le dio a Mortadelo y Filemón y derrocha la ternura que tenía El Milagro de P. Tinto. Campeones es la película del 2018, debería ser de visionado obligatorio. Divertida, real y cruel porque nos hace cuestionarnos que era necesaria y que los protagonistas no tenían, hasta ahora, mucha visibilidad en el cine ni en nuestras realidades cotidianas. Javier Gutiérrez, una vez más, nos embelesa y marida a la perfección con el resto de actores que, nóveles o no, también te enganchan con su historia de principio a fin. – Jennifer García.

Malos tiempos en el Royale de Drew Goddard

David Arenere, periodista, conductor y artífice del podcast Encinerados, nos cuenta el porqué de su elección de la tarantinesca viñeta hecha imagen del nuevo Goddard.

Posiblemente el mejor thriller del año. La acción no decae y al estilo del Tarantino de Pulp fiction o el Nolan de Memento consigue enganchar con su trama segmentada. Destaco uno de los mejores planos secuencia de los últimos años y el trabajo en la dirección de Drew Goddard. – David Arenere

Clímax de Gaspar Noé

La cruda y premiada historia del francés es el objeto de admiración de la publicista y productora Lucía Santos, que al no saber elegir entre sus siete, se ha dejado llevar por su pasión al desafío mental en una sala de cine.

Desconocía el cine de Gaspar Noé y me llegó su crudeza. Perfecta encarnación del terror sin artificios. – Lucía Santos.

Hereditary de Ari Aster

Seguimos con productores. Javier Quílez, productor de cine y televisión, escoge el -seguramente- debut más correcto del año. Una cinta de terror tan elocuente como bien interpretada.

Hereditary

La película de terror que más miedo me ha dado desde El exorcista. Hereditary no es una película de fantasmas al uso. Más bien hablamos de un thriller psicológico al principio de la historia pero que, poco a poco, va construyendo la tensión y la ansiedad a niveles insoportables hasta que algo completamente aterrador sucede en la pantalla. Toni Collete merece el Oscar por su papel. Nunca antes un chasquido de lengua había dado tanto miedo. – Javier Quílez.

Un Lugar Tranquilo de John Krasinski

Me encantó especialmente que la directora Elena Cid, que este año ha estrenado su documental Becquer y las Brujas, escogiese este emocionante y destacadisimo debut en el género del terror.

Por cómo se estrena dirigiendo Krasinski y le da una vuelta al género. Por su golpe inicial, por la escena del baño y una magnífica Emily Blunt que te lo transmite todo y más. Por ese mundo que crea en silencio donde el sonido es lo más importante de todo. Por cómo construye la tensión hasta el punto que necesitas cerrar los ojos. Hacía tiempo que eso no ocurría. Me encantó porque me hizo sufrir. – Elena Cid.

Caras y Lugares de Agnés Vardá y Jean René

Y ya que entramos en terreno de directores, seguramente los más despiadados y, por ende, mejores críticos de cine que existen, seguimos con la favorita de Ignacio Lasierra, que este año lo está petando bastante con La comulgante, muy interesante y preciosista cortometraje.

Caras y Lugares es un documental sencillo, inspirador y revelador. La película, de lo más humanista, transmite ganas de vivir. Parte de lo sencillo para tratar temas complejos y siempre lo hace con honestidad. La cineasta francesa, a sus 90 años, nos regala en su viaje compartido con JR una mirada sabia, profunda, sosegada y sencilla sobre numerosos temas vitales. Y lo hace con mucho sentido del humor, quitándole hierro y con la dosis necesaria de melancolía. Caras y lugares es una película que no hay que dejar pasar. Porque cuando una película te invita a vivir adrede y lo hace con tan buen gusto, uno solo puede dejarse llevar. Es una joya. Y está en Filmin para el que la quiera ver. – Ignacio Lasierra.

Tres anuncios en las afueras de Martin McDonagh

Roberto Roldán, director de la reciente 11D, Una mañana de invierno, elige una de las triunfadoras de la última edición de los Oscar, alegato feminista mezclado con intriga y punzante comedia negra con litros de redención.

Tres anuncios a las afueras

Por la valentía a la hora de jugar con el tono de la película. Por el manejo de las emociones de los personajes. Por la escena de Woody Harrelson en el establo. Por su complejidad para clasificarla. Por la mirada siempre diferente de su director Martin McDonagh. – Roberto Roldán.

Suspiria, de Luca Guadagnino

El director Saúl Gallego no sabía cuál elegir hasta que fuimos a ver esta oda a la locura más estilística en lustros, ejemplo de cómo debe hacerse un remake. Gallego es, seguramente, la persona más exigente que conozco cinematográficamente hablando. ¿Es malo? En absoluto. Es detallista, perfeccionista y cuida sus palabras igual que los planos que compone en sus trabajos. Os invito a que descubráis sus cortometrajes, entre los que destaca Yo, Confieso con Verónica Forqué, de próximo estreno.

Luca Guadagnino toma prestada la premisa de Argento y elabora un viaje sensorial en el que atrapa al espectador sin compasión y juega con él a través de su virtuosismo como autor. Desde que Cronenberg revisitó La mosca, Suspiria 2018 es el mejor ejemplo del término remake. No apto para estómagos sensibles ni nostálgicos. – Saúl Gallego

El reverendo de Paul Schroeder

Y vamos a cerrar con Carlos Mateos, guionista y escritor aragonés, admirable cinéfilo. Tenía un gran dilema al elegir su título favorito. Nombró varios que podéis consultar en su página -os recomiendo hacerlo-. Fuera se quedan títulos como Call me by your name o First Man y me permitió elegir el que considerase más destacable. Lo hice con El reverendo.

La he escogido por su fe en la sobriedad. Por creer en la austeridad de una puesta en escena que obliga al espectador a dar testimonio desde la quietud. Por sujetar en la pantalla, hasta la extenuación, la violencia y la pasión que se ocultan en el interior de muchos sujetos. Por el rictus contenido de Ethan Hawke ante una civilización que se desmorona. – Carlos Mateos.

Las Diez principales de Daniel Calavera de 2018:

Así pues, y tras conocer sus favoritas, ¿para qué extenderme? Os dejo el especial para Heraldo de Aragón con mis títulos predilectos de 2018 y entre los que -aviso- podéis encontraros no sólo con películas estrenadas en cine, también con series de televisión ya que la línea que separa ambos medios cada vez es más fina, como bien sabéis.

De la misma manera os invito a conocer mis críticas sobre los films que mis doctos colegas en el mundo de la cultura cinematográfica han tenido a bien compartir conmigo. Gracias compañeros. El método es sencillo y os lo explico al comienzo del vídeo prometido.

Autor:

Sandra Lario foto Sandra lario nombrelinea decorativa

Crítico de cine en ZTV y Heraldo.es. Creador, presentador y realizador del programa más extra-elegante de cine: «Unas cuantas Pelis». ¿Lo único que importa? Cine, música, escribir, mucho café, cine y música. Apasionado de la música y el cine tanto escrito como realizado, rodado y proyectado. Emocional y moralmente incapaz de escoger un género ¡Todos son buenos mientras sea buen cine!

Twitter Blanca Uson

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *