Make Oscars great again

Dani Calavera//

Nuestro experto en cine, Dani Calavera, nos trae sus quiniela para los Premios Óscar de este año. 

¡Advertidos quedáis de que quizá este año no pase lo que todo el mundo espera que pase! Hace poco, en un sketch genial del Saturday Night Live, la broma consistía en que un pobre diablo iba de cabeza a la cárcel porque no le gustó nada La La Land (La ciudad de las estrellas). No es nada raro, es más, es escandalosamente normal que un film como el de Damien Chazelle haya arrasado en nominaciones y, cual ventisca, evapore a las demás contrincantes a su paso en todas las entregas de premios y distinciones del año. Récord de nominaciones, 14 para la película del año, porque gane o no gane es el film del año. ¿Cuál es el problema? Que a pesar de la calidad del producto y de tratarse de la clase de película que la academia estaba esperando, ya que gusta a todos y es MUY del gusto académico, este año los Oscar están más reivindicativos que nunca debido, en gran medida, a ese Lord Oscuro, al villano de la velada, el nuevo presidente de los Estados Unidos. Es tal la rabia de Hollywood hacia los ideales de los que hace gala este personaje que parece sacado del más salvaje de los episodios de Black Mirror, que quizás den un sonoro golpetazo en la mesa proclamando Moonlight o la taquillera Figuras Ocultas como las campeonas de la noche en detrimento de la lógica vencedora. ¿Dejarían clara su posición? Sí, desde luego. ¿Se rebajarían a su nivel haciendo que la política inunde la noche del cine, la noche del arte? También. Pero, tristemente, esto suele pasar más de una vez. Es necesario, pero no debería influir en el discurso artístico, sino en el individual. Así pues y como siempre, comencemos con la quiniela:

Mejor guión original

Chazelle tiene mucho mérito. Coge la historia de siempre, la mezcla con el musical y nos hace entender que la vida no es cine, no es un musical, sino que es agridulce y contundente, pero con destellos de magia que todos podemos sentir a golpe de jazz. Ya obtuvo el Globo de Oro, pero es más que probable que el galardón se lo lleve la proeza dramática Manchester frente al mar de Kenneth Lonergan. Y, a título personal, que la sorpresa no venga aquí y no gane el pedante y autocomplaciente texto de Langosta. Crucemos los dedos. Aunque ojo, no nos olvidemos del thriller, el género más mimado en esta categoría desde siempre.

Seguramente ganará: Manchester frente al mar de Kenneth Lonergan

Nosotros apostamos por: Manchester frente al mar de Keneth Lonergan

No sería raro que ganase: Comanchería de Taylor Sheridan

Mejor guión adaptado

Moonlight, Figuras ocultas… Si únicamente hubiesen estado nominadas estas dos adaptaciones tampoco habría pasado nada, la batalla está entre ellas. Cierto es que adaptar un texto teatral al cine siempre tiene mérito —Fences— y que La llegada merece algo, lo que sea, la noche del 26 de febrero. Pero si pasa lo que todos creemos que pasará, que este es el año de La La Land y punto, las demás contrincantes deben llevarse su trozo del pastel y los Oscar al guión siempre dan prestigio, distinción y dejan claras las cosas.

Seguramente ganará: Moonlight de Barry Jenkins

Nosotros apostamos por: Moonlight de Barry Jenkins

No sería raro que ganase: Figuras Ocultas de Allison Schroeder y Theodore Melfi

Mejor actriz secundaria

Lo siento por las demás, no hay discusión, es un hecho académico, justo y reivindicativo: Viola Davis. No hace falta que me extienda más.

Seguramente, apostamos y sería lo suyo que ganase: Viola Davis por Fences

Mejor actor de reparto

La veteranía, así como su personaje, de Jeff Bridges en Comanchería ha sido muy elogiada y no sería raro verle con un segundo Oscar en la mano. ¿Cuál es el “pero”? Que Mahershala Ali se lo está llevando todo por Moonlight y, de nuevo, llega el momento de posicionarse, de dar ese golpetazo en la mesa. Aquí está una de las oportunidades de oro, como la estatuilla, de dejar el mensaje claro, pues no sólo sería una merecida distinción sino también la otra cara de la moneda. Si es la noche del musical del año, que el resto de films que nos hablan de las diferencias raciales y las situaciones de la comunidad afroamericana en Estados Unidos —entre otros temas tan observados y mimados por la crítica como nos da el film de Jenkins, por supuesto— reciban la recompensa por haber sido tan olvidados en la ceremonia del año pasado y propinen una nueva bofetada —de las primeras de la noche— al villano del año. Mención especial merecería el joven intérprete Lucas Hedges, excelente réplica al inmenso Affleck de Manchester frente al mar.

Seguramente ganará: Mahershala Ali por Moonlight

Nosotros apostamos por: Mahershala Ali por Moonlight

No sería raro que ganase: Jeff Bridges por Comanchería

¡Intermedio! Los Oscar son una noche muy larga y, entre tanto análisis, hagamos un descanso para dejar claro que, seguramente, La La Land reciba un buen puñado de premios además de los gordos de la noche. Premios tales como diseño de producción, Fotografía —aunque ojo con la inmejorable imagen que nos regala La llegada, obra de Bradford Young—, vestuario, montaje, banda sonora…Y podría seguir. Hace mucho que no hay una clarísima vencedora. Hace mucho que los galardones son más justamente repartidos que ensalzadores con un solo título. Y esta podría ser la noche clave, a nadie le parecería mal. Incluso los detractores del film protagonizado por los geniales Emma Stone y Ryan Gosling deberían reconocerlo. Cuando nadie les escuche, claro, no vaya a ser que tiren por tierra sus principios de haters, como se llaman ahora.

Obviaré una de las dos grandes injusticias de la noche y no pondré el grito en el cielo al no estar nominada Elle, del maestro Paul Verhoeven, como Mejor Película Extranjera, galardón que seguramente se lleve la futuramente “remakeable” Toni Erdmann. Y será otra gran injusticia, aunque también les venga como un guante debido a la trama principal del film, que Zootrópolis se lleve el de Mejor Película Animada en detrimento de la brillante y altamente recomendable Kubo y las dos cuerdas mágicas. Veremos qué sucede, y para no entretenerme más en el resto de análisis por nominaciones, la otra gran injusticia de la noche es el ninguneo —como casi siempre— de la Academia al, seguramente, mejor director de cine vivo, Martin Scorsese y su Silencio. Tranquilos, estas dos injusticias se solucionan con mucho tabaco y cervezas en lugar de café. Ya está. Continuemos de la mano de Jimmy Kimmel, el anfitrión de la velada.

Mejor actriz

¿Cuál será el Meryl Streep a la Mejor Actriz este año? La batalla enfrenta al musical y al drama, al igual que en el Oscar a Mejor Actor. En mi opinión todo se reduce a Isabelle Huppert y Emma Stone, ambas perfectas, hipnóticas y brillantes en sus papeles. Todo un detalle el de los académicos al olvidarse de Amy Adams este año al saber que no iba a ganar ni de coña frente a estas dos. Porque, seamos sinceros, Amy Adams lo merece ya. Lleva camino de convertirse en la Ed Harris femenina y eso no puede ser, es demasiado buena… Y al igual que Harris merece su Oscar, pero no este año. Hasta hace bien poco Ruth Negga por Loving Y Natalie Portman por Jackie lo tenían más fácil. De repente Emma Stone se hace con Globo de Oro y con Bafta y las descarta… Pero el monstruo, el genio Verhoeven, ha parido en 2016 una de las mejores —y esto es decir mucho, muchísimo— películas de su carrera con Elle y le ha obsequiado, como a nosotros, a Isabelle Huppert con el papel más brutal y valiente del año. Gane o no, que seguramente no ganará, Emma Stone debería hacerle una reverencia al subir a por el Oscar a esta dama. Todos en Los Ángeles a su paso deberían hacerle una maldita reverencia a Isabelle Huppert.

Seguramente ganará: Emma Stone por La La Land (La ciudad de las estrellas)

Nosotros apostamos por —y me quito el sombrero—: Isabelle Huppert por Elle

No sería raro que ganase: Isabelle Huppert por Elle

Mejor actor

Dos chicos jóvenes rozando la cuarentena. De nuevo Musical vs. Drama en detrimento del resto de oponentes. El eterno afroamericano que llena cada centímetro de la pantalla, Denzel Washington; el chico que no quiere usar un arma para Mel Gibson, Andrew Garfield; y el siempre querido y respetado —olvidad la campaña publicitaria para la carrera por el Oscar, es bueno y ya está-— Viggo Mortensen. La cosa está entre Gosling y Affleck, aunque aquí la balanza está mucho más inclinada hacia el drama, por mucho mérito que tenga una de las futuras grandes estrellas del celuloide como lo será, y prácticamente es, el estiloso Ryan Gosling. Este es el año en el que Casey ha dejado de ser el hermano de Ben, parecido a cuando Matt Damon hizo de Jason Bourne, pero sin repartir tortas, sino caricias al alma del espectador con cada mirada y palabra emitidas en la notable Manchester frente al mar.

Manchester frente al mar

Seguramente ganará: Casey Affleck por Manchester frente al mar.

Nosotros apostamos por: Casey Affleck por Manchester frente al mar.

No sería raro que ganase: Ryan Gosling por La La Land (La ciudad de las estrellas)

Mejor director

No se han acordado de Scorsese, pero sí de Mel Gibson. Insultadlo y meteos con él todo lo que queráis; siempre defenderé su obra. Este australiano conservador y católico extremo vale su peso en oro y no siempre quiere meternos sus convicciones en la cabeza.. Pero no, no va a ganar. Si no estuviese Chazelle, la cosa estaría entre Kenneth Lonergan y Barry Jenkins… Pero claro, Jenkins ya va a ganar más que seguro el de guión adaptado y Lonnergan el de guión original, así que todos contentos. ¿Todos? No. Nos olvidamos del tipo que mayor papeleta tiene para 2017: hacer que nos convenza la secuela de una obra maestra como lo es Blade Runner… ¿Cómo lo ha intentado este 2016? Realizando una obra magna de madurez emocional, una joya para los sentidos del espectador en forma de cuento intimista de ciencia ficción como lo es la imprescindible La llegadaSinceramente, Chazelle lo merece. Ya lo merecía por Whiplash, y este debe ser su año. Confirmando lo que ya se olía, estamos ante un futuro gran maestro del cine. Y no exagero. Este chico es muy, muy bueno. ¡Pero ojito! Tened en cuenta el comienzo del artículo…

Whiplash_14

Seguramente ganará: Damien Chazelle por La La Land (La ciudad de las estrellas)

Nosotros apostamos por: Damien Chazelle por La La Land (La ciudad de las estrellas)

No sería raro que ganase: Barry Jenkins por Moonlight

Mejor película

Poco más que añadir a lo que ya he dicho. ¿Qué pasará? El cine es magia, la vida no.

Quizás… Esperad… Un momento… Estamos sentados, esperando el momento en el que se abra el sobre, pronuncian el nombre de la película galardonada y no es la que todo el mundo quiere, la que más ilusión nos haría… Pero, entonces, volvemos al pasado y nos inunda una sensación mágica…¡¡¡Alucinante!!! Hitchcock recoge un Oscar por Rebeca, Charles Chaplin no es expulsado de América y recibe el Oscar por El Gran Dictador, vemos a Marlene Dietrich, a Angela Lansbury, a Ed Harris, a Gary Oldman, a John Hurt, a todos aquellos que no recibieron el Oscar cuando debieron subir a por el suyo… Scorsese sube a por dos galardones por Uno de los nuestros, George Miller recoge su cabezón dorado por Mad Max: Fury Road; Stanley Kubrick recibe dos y hasta tres premios…Pero entonces nos bajamos de la nube.

El espectáculo continúa y los premios son sólo eso, premios. Nada más. Sólo importa lo que quede en el recuerdo por encima de opiniones y malas sensaciones. Seb termina de tocar las notas a piano y sonríe satisfecho a Mia.

Moonlight

Seguramente —y ojalá sea así— ganará: La La Land (La ciudad de las estrellas)

Nosotros apostamos por: La La Land (La ciudad de las estrellas)

No sería raro que ganase: Moonlight

El cine es magia. No depende de una película, sino de nosotros. Que la vida también lo sea.

Sandra Lario foto Sandra lario nombre

linea decorativa

Crítico de cine en ZTV y Heraldo.es. Creador, presentador y realizador del programa más extra-elegante de cine: “Unas cuantas Pelis”. ¿Lo único que importa? Cine, música, escribir, mucho café, cine y música. Apasionado de la música y el cine tanto escrito como realizado, rodado y proyectado. Emocional y moralmente incapaz de escoger un género ¡Todos son buenos mientras sea buen cine!

Twitter Blanca Uson


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *