Quiniela de los Goya 2017: Goyas para la ira

Dani Calavera//

¡Muy reñidos van a estar estos Goya en algunos apartados! Tres grandes títulos compiten en la edición de los Goya de este año. Títulos alabados por crítica y público que se ven las caras con el titán más comercial de nuestro país, Almodóvar, y también con Bayona y su Monstruo en versión inglesa. Los premios técnicos irán para el Monstruo. Montaje, diseño de producción…en estos competirá el thriller. La banda sonora es más que probable que se la lleve Julieta y la canción debería ser para el Kiki de Paco León.                                                                                    

A continuación, la quiniela de unos premios que siempre, ojo, SIEMPRE, dan sorpresas en algún apartado.

premios goya

Mejor guion original

Jorge Guerricaechevarría, el sospechoso habitual de Álex de la Iglesia, firma en Cien años de perdón otro gran thriller que, a pesar de no formar parte del trío de ases que han llegado a la nominación madre, consiguió un buen puñado de millones y mucho estilo en su acabado. ¿Problema? Compite con dos de esos tres ases –Tarde para la ira y Que Dios nos perdone– y contra el drama más personal y preciosista del año en nuestro cine: El olivo. Y no es que Guerricaechevarría deba ganar, es que su trayectoria e imaginación siempre merecen recompensa. Quizás, aunque suene raro, sea esta categoría de las pocas que la cinta de Arévalo podría permitirse perder. Pero esto es una quiniela, y en las quinielas se apuesta por el caballo más prometedor de la carrera.

Seguramente ganará: Tarde para la ira, de David Pulido y Raúl Arévalo.                                                                  

Nosotros apostamos por: Tarde para la ira, de David Pulido y Raúl Arévalo.                                                     

No sería raro que ganase: Cien años de perdón, de Jorge Guerricaechevarría.

Mejor guion adaptado

Disputadísimo este premio. Almodóvar, acaparador de premios, redentor de su arte frente a la Academia; el maestro Alberto Rodríguez y Rafael Cobos con su El hombre de mil caras; el gran hype del público más joven y modernete -aunque con toda la elegancia de un señor autor como León, incluso adaptando-, con Kiki. El amor se hace -sí, es una adaptación de un film australiano, chicos-; o la adaptación de Patrick Ness de su propia novela al servicio del ego de Bayona. Podrían pasar muchas cosas y aquí es donde entra el reparto de premios. Si este Goya se entregase el último iría, no para la que se lo merece, sino para la que menos se ha llevado durante la noche. ¡Descarado! Si hay una categoría pez, es esta. ¿Recompensar lo que el público quiere o premiar a la obvia vencedora? ¿Kiki o el monstruo? o ¿Las mil caras?… A lo mejor esto provoca tal indecisión que vemos subir las gafas de sol de Almodóvar otra vez…Y tampoco pasaría nada.

Seguramente ganará: El hombre de las mil caras, de Alberto Rodríguez y Rafel Cobos                      

Nosotros apostamos por: Kiki. El amor se hace, de Paco León y Fernándo Pérez                                  

No sería raro que ganase: Kiki. El amor se hace, de Paco León y Fernándo Pérez

Mejor actor de reparto

¿Recordáis cuáles han sido los premios interpretativos más “pequeños” jamás otorgados? Anthonny Queen lo ganó por El loco del pelo rojo con apenas unos minutos en pantalla, igual que Judi Dench por Shakespeare in love. Y a Teréle Pávez casi se lo dan por sus cuatro minutos en Balada triste de trompeta. ¿A qué viene todo esto? A que Manolo Solo apenas aparece unos minutos en Tarde para la ira pero su intervención es tan potente, salvaje, vibrante y repleta de significado -no sólo para la historia, también para sobrecogernos aún más- que es un más que claro vencedor incluso por encima de Javier Gutiérrez en El Olivo o Javier Pereira en Que Dios nos perdone.

Seguramente ganará: Manolo Solo, por Tarde para la ira                                                                                             

Nosotros apostamos por: Manolo Solo, por Tarde para la ira                                                                                     

No sería raro que ganase: Javier Gutiérrez, por El Olivo

Cannes_2016_29
Una imagen del Festival de Cannes 2016

Mejor actriz de reparto

Estaría muy, pero que muy bien que la gran dama del cine internacional Sigourney Weaver -que ya podrían haberla nominado al Oscar, maldita sea-, subiese a por un cabezón por su papel de abuela materna (y maternal) en Un monstruo viene a verme. Nosotros vamos a apostar por ella. Es demasiado buena y ha sido muy poco reconocida a lo largo de su carrera, una carrera brillante y valiente. Pero ojo, que Emma Suárez lleva veinte años sin ganar un Goya. Ya hace mucho de El perro del Hortelano… Y es Emma Suárez. Pero la Julieta de Almodóvar quizá tenga más números para hacerse con el Goya a actriz principal y esto dé paso a otro cabezón más para Tarde para la ira y la interpretación de Ruth Díaz.

Seguramente ganará: Ruth Díaz, por Tarde para la ira                                                                                          

Nosotros apostamos por: Sigourney Weaver, por Un monstruo viene a verme                                                      

No sería raro que ganase: Emma Suárez, por La próxima piel

Mejor actor

Juan Antonio de la Torre, 9 nominaciones y un Goya. Eduard Fernández, 9 nominaciones y dos Goya. Roberto Álamo, dos nominaciones y un Goya. Luis Callejo, brutal personaje y réplica al monstruo De la Torre, un papel estrella que corona una gran trayectoria. Si los Goya son justos en esta categoría no sólo harían honor al actor que debería ganar, sino también a ese efecto que suele darse en cualquier ceremonia de premios, algo llamado solidaridad, pero que puede definirse de una forma mucho más clara: “Este no tiene, para él”.

Seguramente ganará: Luis Callejo, por Tarde para la ira                                          

Nosotros apostamos por: Luis Callejo, por Tarde para la ira                                         

No sería raro que ganase: Roberto Álamo, por Que Dios nos perdone

Mejor actriz

Obviemos el escándalo Trueba y su Reina de España. Seamos francos, Penélope Cruz es toda una estrella internacional y retoma el papel que le dio la fama hace ya casi veinte años. No creemos que vaya a ganar, pero sí merece estar en la parrilla. Todos alaban las interpretaciones de Carmen Machi y Emma Suárez, pero lo más justo sería que el Goya fuese a parar a nuestra Jodie Foster patria, Bárbara Lennie. El Feroz a mejor actriz, el aplauso unánime y la consagración que ya consiguió con su Goya por Magical Girl, consagración que ahora puede repetirse dejando claro que es una de las mejores intérpretes de nuestro país, son razones más que suficientes para honrar su papel. Pero de nuevo entra aquí el factor Almodóvar y sus mujeres. Ojo, que si Suárez no se hace con el de actriz de reparto, subirá a por el protagonista.

Seguramente ganará: Emma Suárez, por Julieta                                    

Nosotros apostamos por: Bárbara Lennie, por María (Y los demás)                                   

No sería raro que ganase: Carmen Machi, por La puerta abierta

Mejor director

Que el Goya al mejor Director Novel se lo va a llevar Arévalo es casi un hecho, que no lo ganase sería la gran sorpresa de la noche. Esto deja sitio a los veteranos para disputarse uno de los premios gordos, apartado en el que creo que la lucha estará entre Rodrigo Sorogoyen y Alberto Rodríguez. Hace poco, una compañera del medio le aseguró a un buen amigo que Rodríguez está a otro nivel, que es el mejor director que hay ahora mismo en España… Y le doy la razón. Es algo que ya se intuía en 7 Vírgenes y se confirmó con La isla mínima. El hombre de las mil caras no va a ser la triunfadora de la noche, pero sí será recompensada, y el mejor premio que debería llevarse es este, un reconocimiento al número 1, al mejor. Seamos justos sin desmerecer a los demás: Rodríguez lo merece prácticamente siempre.

Seguramente ganará: Alberto Rodríguez, por El hombre de las mil caras                                       

Nosotros apostamos por: Alberto Rodríguez, por El hombre de las mil caras                                

No sería raro que ganase: Rodrigo Sorogoyen, por Que Dios nos perdone

Mejor película
Raúl_Arévalo_-_Seminci_2016
Raúl Arévalo en la Seminci 2016

Pocas ediciones han tenido una favorita más clara. Raúl Arévalo se ha descubierto, como ya hicieran otros grandes actores antes que él, como un gran creador cinematográfico. Y digo creador porque su proeza violenta, su Tarde para la ira, va más allá que su intervención como director. Es su padre, su escritor y su impulsor. No es de extrañar que todo el potente equipo con el que se ha juntado no haya protestado ni puesto inconveniente para acompañarle en esta violenta historia que verá su recompensa máxima este sábado. Porque es buena, muy buena. Hemos vivido un año intenso y brillante para el thriller español, un género que ha tomado el relevo del terror y de la comedia en nuestro país haciéndose hueco, llenando salas de espectadores.

Nuestro cine vive un gran momento, como pocos ha tenido. Es un hecho que la sombra, -alargadísima sombra- de aquella joya llamada La isla mínima ha parido muchas películas este año… Y las que aún están por venir. 2016 ha sido el año de la ira de Arévalo y así debe ser la noche del sábado. Y punto.

Seguramente, apostamos y no sería raro que ganase: Tarde para la ira, de Raúl Arévalo

Los Goya siempre sorprenden repartiendo premios. El año pasado aposté ciegamente por La novia de Paula Ortiz -Me tiró la tierra, qué le vamos a hacer- y prácticamente olvidé que la más clara vencedora era Truman de Cesc Gay. ¿Qué pasará el sábado? Vete tú a saber. Gusta verlo y gusta hacer porras. ¡Hagan sus apuestas! Y tengamos fe en Dani Rovira. Tengamos fe en los guionistas y realizadores de la gala. Tengamos fe en que sea parecida a la de hace dos años -por favor, que no se parezca a la del año pasado- y tengamos fe en que, algún día, Andreu Buenafuente le dé por volver a presentarla. Le necesitamos.

Autor:

Sandra Lario foto Sandra lario nombre

linea decorativa

Crítico de cine en ZTV y Heraldo.es. Creador, presentador y realizador del programa más extra-elegante de cine: “Unas cuantas Pelis”. ¿Lo único que importa? Cine, música, escribir, mucho café, cine y música. Apasionado de la música y el cine tanto escrito como realizado, rodado y proyectado. Emocional y moralmente incapaz de escoger un género ¡Todos son buenos mientras sea buen cine!

Twitter Blanca Uson


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *