Little Monsters

Sinopsis: Dave, un músico fracasado, se une a la profesora Miss Caroline y a una celebridad para los niños, Teddy McGiggle, para intentar proteger a los pequeños estudiantes de un repentino brote de zombies en una granja infantil.
Dirección: Abe Forsythe.
Elenco: Lupita Nyong’o, Alexander England, Josh Gad, Nadia Townsend, Stephen Peacocke.
La podéis encontrar en: Cinesa Grancasa, Cinesa Puerto Venecia.

Daniel Calavera//

Cuando un film, aunque con medios y estrellas en su elenco, tenga visibles señas de que la falta de presupuesto en las escenas más complicadas técnicamente le haya obligado a echar mano de la imaginación, a través de montaje y humor para resolverlas, sólo por eso ya merece nuestro respeto como espectadores. A partir de ahí, decid lo que os venga en gana.

Little Monsters no deja de ser una comedia romántica con zombies de por medio. Tiene todos los ingredientes: Chico conoce chica. Chico es un desastre. Chica era un desastre y ha sabido reinventarse. Chico se enamora y quiere redimirse, siendo mejor persona por (y para) ella. Y lo hace el guion de la forma más clásica, previsible y típica posible, a excepción de un par de agradecidas anécdotas en sus personajes que arrancan una sonrisa, dejándonos en nuestro recuerdo, sobre el resto de elementos, la historia de amor de Miss Caroline y Dave. ¿Qué sucede? que si entras en la película, lo pasas realmente bien. Tan bien como todos los protagonistas se lo debieron pasar rodando, porque no me quiero ni imaginar la genial experiencia que habrá sido para los actores infantiles (geniales todos ellos, por cierto) estar en este film. También tenéis la opción de no meteros y, así, empezar a criticar sus visibles faltas de ritmo en varias ocasiones, o lo escasamente que explota unas cuantas buenas escenas de humor negro que podría haber mostrado de forma más salvaje.

Sin embargo, que el punto de partida, una profesora que pretende hacer ver a sus niños que todo es un juego y que los zombies están en una partida de “pilla-pilla” para poder esquivarlos, sea el reclamo, funciona a la perfección, para en realidad, contarnos esa tierna y sencillísima película romántica con un arco tan adorable como lo es la escena final, o el momento en el que Dave canta a Audrey “Caroline”.

Genialmente interpretada (Lupita Nyong’o queda bien haga lo que haga) y secundada por personajes tan innecesarios como agradecidos en sus apariciones, y algunos gags para el recuerdo y la carcajada más inesperada (Josh Gad como el odioso presentador infantil, sin duda, el rey de la función en un papel hecho para lucirse), es este modesto Zombieland, que sin embargo bebe más de La vida es bella de Benigni, y de la británica y maravillosa Zombies Party, un entretenimiento gamberro, más lúcido de lo que parece, y aunque quizá no sea memorable, sí es del todo disfrutable.

A título personal, destacaré también la genial relación de Dave, todo un fracaso de protagonista en el mejor sentido de la palabra, con su pequeño sobrino, que goza de dos de las mejores escenas del film, disfrazado de Darth Vader… Quizá ayude el hecho de haber ido a ver esta película con mi propio sobrino Lucas, y habérmelo pasado aún mejor de ver lo que estaba disfrutando él.

  • Conclusión: Si os dejáis contagiar por su sencillez, disfrutaréis a lo grande.
  • A destacar: Supone una oportunidad de clásico entretenimiento, diseñado para el aplauso y
    risa cómplice del espectador menos exigente.
  • No destaca: Los que no entren y la critiquen por criticar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *