30 años para contarlo: Cristina Rivera Garza

Por Pablo Arbués (@pabloarbues34) y Jorge Callau (@JorgeCallau)//

En la vasta biblioteca de la literatura contemporánea latinoamericana, el nombre de Cristina Rivera Garza (Matamoros, Tamaulipas, México, 1964) brilla con luz propia. Con una pluma aguda y una sensibilidad única, Rivera Garza se ha establecido como una de las voces más importantes y distintivas de la literatura hispana. Entre sus obras más destacadas se encuentra «El invencible verano de Liliana», en la que cuenta la historia de su hermana Liliana, asesinada hace más de 30 años a manos de quien por aquel entonces ya era su expareja. Una novela publicada en 2021 que destaca por su capacidad para explorar los rincones más oscuros de la psique humana mientras examina temas de género, identidad y violencia

El salón de actos de la Biblioteca María Moliner fue el lugar encargado de albergar el pasado 24 de abril la tercera y última sesión del Seminario Permanente de Transficción. Cristina Rivera Garza, escritora y profesora en la Universidad de Houston, fue la protagonista de un coloquio en el que el feminicidio que terminó con la vida de su hermana Liliana el 16 de julio de 1990 fue el eje central.  “A nivel personal, me costó 30 años superar el duelo y escribir el libro. Realicé dos intentos previamente, pero fracasé en todos ellos. Tuve que convertirme en otra escritora completamente diferente, experimenté un proceso de transformación muy fuerte para sacar a la luz esta obra”, confesaba Rivera. 

Uno de los aspectos más fascinantes de «El invencible verano de Liliana» es la manera en la que la autora aborda temas tan necesarios de visibilizar como la violencia de género y la opresión patriarcal. A través de la experiencia de su hermana, la autora nos confronta con la cruda realidad de las mujeres que luchan por sobrevivir en un mundo que les niega su autonomía y su voz. Sin embargo, a pesar de las dificultades, Liliana emerge como un símbolo de resistencia y fortaleza, reclamando su propio espacio en el mundo. “No me quería ir de esta vida sin escribir este libro”, reconoce la escritora, al mismo tiempo que recalca su intención en el texto de recuperar el recuerdo imborrable de su hermana.

FOTO II

Las obras de la autora, entre las que destaca la ya mencionada “El Invencible verano de Liliana”. 

Foto: Aitana Rodríguez. 

Para llevar a cabo esta compleja tarea, Rivera Garza necesitó “la ayuda” de los objetos personales de su hermana: cartas, servilletas garabateadas, dibujos y collares. Todo ello, tras 30 años de sufrimiento, le permitió expresar todo lo que llevaba tanto tiempo callando. “Era como estar escribiendo y tener frente a frente a Liliana, la sentía tan cerca que puedo decir que la obra es una colaboración con ella”. 

Además de todas las connotaciones nombradas, El invencible verano de Liliana también es una lucha. Una lucha contra el paso del tiempo. La autora, durante toda la sesión, buscó transmitir la idea de que el pasado no debe morir en el presente, sino que debe ser recordado. Este es otro de sus triunfos, la forma en la que un caso de hace más de 30 años ha conseguido ser hoy un símbolo del feminismo en Latinoamérica. 

Una obra pionera, que además de recordar la vida de Liliana Rivera Garza, trata de una historia que combate contra el olvido, las injusticias y, sobre todo, contra el dolor de una mujer a la que arrebataron a su hermana menor el 16 de julio de 1990. “Liliana seguirá en mí para siempre, y espero que gracias a esta novela también acompañe a muchos otros en su vida”, añade Cristina Rivera. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *