Ciencia ciudadana y planta de árboles: cómo sacarle partido a tu smartphone

Marta Sofía Ruiz//

Nuestro teléfono –siempre que esté cargado– es una ventana abierta al arte, a un nuevo idioma e incluso a la investigación científica. Con él, no solo es un poco más fácil encontrar aquello que andamos buscando –sea un lugar o un dato–, sino que podemos aportar nuestro granito de arena para mejorar la ciencia o el medio ambiente.

Poder publicar una foto en Instagram, recibir los últimos cotilleos a través del chat de amigos o poder usar Google Maps para encontrar el bar que estás buscando son solo algunas de las razones que hacen que la idea de quedarnos sin batería móvil haya comenzado a parecernos descabellada.

En la era de la conexión permanente, en la que el miedo irracional a salir de casa sin nuestro smartphone o a quedarnos sin batería ya tiene nombre –la nomofobia–, cada vez son más las voces que apuntan a que una excesiva dependencia del teléfono puede terminar generando problemas sociales.

Sin embargo, y siempre que se recuerde que más allá de la pantalla hay un mundo real al que merece la pena seguir mirando, nuestros smartphone son una ventana a toda una amalgama de servicios e iniciativas por los que merece la pena pasar unos minutos al día conectados.

Con aplicaciones como DailyArt, por ejemplo, podemos aprender sobre una obra de arte cada día, y soñar –o planear– con ir a verlas a los museos que las guardan. Gracias a aplicaciones como Duolingo, aquellos que quieran aprender un nuevo idioma pueden dar sus primeros pasos, incluso sentados en el metro, camino del trabajo. Y usando el buscador Ecosia en tu teléfono –sea para consultar la cartelera o para buscar ese dato que te ayudará a tener la última palabra en la discusión con tus amigos–, contribuyes a que se planten árboles.

Un teléfono con batería también te permitirá aportar tu granito de arena a la ciencia ciudadana. Con Mosquito Alert, una aplicación móvil desarrollada por varios centros de investigación españoles, se pudo rastrear a los mosquitos tigre, y en ella se registran datos muy valiosos sobre todo tipo de mosquitos en la península. Otras, como Floodup, sirven para almacenar datos sobre tormentas e inundaciones. Los aficionados a la astronomía cuentan con Meteor Counter, con la que pueden informar sobre lluvias de meteoritos directamente a la NASA.

Además, y más allá de pagos, servicios culturales, iniciativas científicas y acceso permanente a las redes sociales, tener batería en el teléfono también implica que podemos hacer esa llamada para avisar de que hemos llegado. No todo depende de los datos.

Autora:

Marta sofia foto marta sofia nombrelinea decorativa

Estudié periodismo porque creía, y aún creo, que la información puede cambiar el mundo. Devoro libros y series, vivo con los cascos y la sonrisa puestos y consumo los podcast más extravagantes. También discuto sobre política y tengo un cuaderno lleno de notas sobre todas las cosas de las que quiero escribir.

Twitter Blanca Uson

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *