Delicias: erotismo y tapeo

Daniela Maella y Sonia Osed //

El Paseo Calanda de Zaragoza se ha convertido en un recorrido de tapas eróticas en las últimas semanas. Una iniciativa desarrollada por Bodegas Salas y Vinos Divertidos y que en esta octava edición ha tenido lugar desde el día de Santa Águeda hasta el día de San Valentín.

Y es que, hablando de San Valentín y de erotismo, más de uno de los hosteleros del barrio de las Delicias aseguraron que las parejas dejaban a sus hijos en casa para poder disfrutar de las “picantonas” tapas que algunos bares de esta desconocida parte de Zaragoza habían preparado para todos ellos.

Los Cuberos, Royos 2, Gastrobar del Fico y Los Menhires se animaron a poner al Paseo Calanda patas arriba y levantar el ánimo de los vecinos del barrio.

 

Satisfyer

“Es una tapa muy fresca que además utiliza ingredientes afrodisíacos y hace que tenga un sabor diferente”, aseguraba Noelia, una de las clientas que estaban disfrutando del sol y de la comida. Y es que, el Satisfyer no podía faltar en el tapeo erótico y eso, en el bar Los Cuberos, lo tenían muy en cuenta. Un nombre sugerente para una comida más sugerente todavía. Un jugoso canelón de algas nori relleno de atún y huevo acompañado de yuca frita, bechamel y una salsa de pescado hacían de este plato uno de los más demandados.

Foto 1

Bocados de placer

En el bar Royos 2, Sandra Martínez, la creadora de “Bocados de placer”, decidió tirar más por la forma que por el sabor. “Unos símbolos que no resaltan a un género más que a otro”, explicaba. Para representar el miembro masculino se optó por un hojaldre de su misma forma con rulo de cabra y mermelada de tomate en el interior y, para el femenino, un cogollo con anchoas y una oliva negra. Un gesto, que una vez más, buscó la lucha por la igualdad en todos los aspectos.

Foto 2

Monte de Venus

Por su parte, en el Gastrobar del Fico se decantaron por el “Monte de Venus”. Una taberna bonita por dentro y por fuera que, desde hace unos años, apuestan por una doble vertiente: ser charcutería y bar. Para nuestra sorpresa, y gracias a los veteranos del barrio, el Gastrobar preparó también una tapa picante con un pan triangular con ali oli de ajo negro, un calamar y dos anchoas. Más de uno aseguró que era lo mejor que había probado durante la mañana. De tapas, claro.

Foto 3Foto 4

King Out

El Bar Los Menhires nos acogió con un plato llamado “King Out”. Una práctica sexual donde la excitación se logra con caricias y besos pero el rey se queda fuera. La penetración no existe.

Su diseñadora, Ángela Mateo, pretendía con ella “ser sugerente sin ser ordinaria” y para conseguirlo preparó un puerro relleno de carne picada con pisto y una salsa vegetal acompañado de ensalada y dos rodajas de huevos duros con sendos granos de pimienta que hacían el cometido de ojos.

En un balance general del tapeo erótico en las Delicias, sus vecinos y los propios hosteleros sintieron que era una manera de dar vida al barrio. “Un barrio obrero y con mucha gente mayor pero que también tiene su ambiente, sus bares y sus jóvenes”, añadía Benito, del bar de Los Cuberos. Y como esta, muchas son las iniciativas que se están promoviendo para subir el ánimo a más de uno.

Foto 5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *