Sororitrap Antisystem: “El podcast era algo que nos tenía que hacer felices”

Carmen Borobio Laguna//

Enciendes los auriculares y buscas la canción que tararea tu cabeza, mandas un mensaje avisando de que te retrasas, giras las esquina y ves a todas sentadas en la terraza del bar, así suena Sororitrap: a una caña muy fría con amigas. Berta Comas (1), Rocío Durán y Berta Jiménez (2) son las creadoras de Sororitrap Antisystem: comenzaron seleccionando música en fiestas y encuentros políticos, y ahora también son locutoras y dirigen un podcast del mismo nombre. 

Las tres estudiaron Periodismo en Zaragoza y allí, hace ya 14 años se hicieron amigas. Rocío y Berta 1 viven en la capital aragonesa; Berta 2 vive y trabaja en Barcelona. Todas comparten humor, carácter y muy buen rollo. Cuando les preguntan por el podcast, sus tonos de voz se vuelven más agudos y altos; se nota su emoción.  

Tras la pandemia, María del Castillo les invita a participar en la grabación de un programa del podcast Efluxión, ahora cancelado junto a buena parte de la agenda cultural de Etopia. La experiencia les enganchó. Tras aquello pensaron en crear su propio podcast y, junto a la productora zaragozana Koiné, crearon Sororitrap Podcast Antisystem. 

¿Por qué creáis vuestro podcast?

Berta 1: Nos apetecía hacer algo más periodístico, más pop. Algo más cercano al periodismo que pinchar en sitios.

Rocío: No somos nada originales, se puso de moda poner música y nos pusimos a poner música: se puso de moda hacer podcast y nos pusimos a hacer podcast.

Berta 2: Al principio es que no se llevaban los podcast: el despertar ha venido después. Yo creo que somos bastante inquietas y nos subimos a cualquier carro. 

***

Sororitrap Podcast Antisystem milita con ideas antifascistas, feministas y antipositivistas, porque así son sus ellas; siempre han estado cerca de los movimientos sociales. Sin embargo, son capaces de tratar temas serios y de actualidad, como el caso de Jeffrey Epstein, junto con otros más banales y divertidos como el de las “bolleras victorianas”. 

Graban una vez al mes y dicen las tres que no tienen tiempo para más: concilian sus respectivos trabajos y sus vidas en distintas ciudades con el podcast. Berta 2 explica: “Desde un principio planteamos el podcast como algo que nos tenía que hacer felices y si lo grabáramos semanalmente iríamos agobiadas y perdería frescura. Ahora mismo –añade– esto es una de las cosas que más feliz me hacen, precisamente porque no hay absolutamente ninguna presión encima”. Rocío bromea: “Que si un mecenas quiere inyectar un montón de dinero por hacerlo semanal podemos hablar” [ríen].

Cada programa comienza con la exposición de un tema. En total, cada entrega del podcast dura alrededor de una hora y todas coinciden en que valoran más los podcasts largos. Berta 2, incide en la longitud del audio: “No me parece que vaya a ser pesado, además, te lo puedes ir parando y es uno al mes: puedes escucharlo mientras cocinas o limpias”. 

Al principio pensaron en hacer un monográfico, sin embargo, finalmente escogieron traer cada una su propio tema: “Aunque también hay temas muy divertidos de los que podríamos hablar en más de un programa como el de los Sims”, dice Rocío. Unen los temas con chistes y las anécdotas que cuentan surgen de la cotidianidad de sus vidas. 

Sus referentes son Deforme semanal, Las amigas estupendas, El locutorio y Efluxión. Sobre el objeto del podcast reconoce Rocío: “Nunca hemos tenido esa sensación de hacer esto por otra cosa que no sea hacerlo con las amigas, no hay ninguna pretensión de nada, salvo cuidarnos”.

Con un año recién cumplido, Sororitrap Podcast Antisystem comienza a abrir sus grabaciones a invitadas y al público. “El año pasado hicimos el podcast solo nosotras, pero en verano le dábamos vueltas a que teníamos amigas tan interesantes e inteligentes que había que darles espacio”, dice reflexiva Berta 1.

Primero visitó el programa Elena y habló de educación menstrual, tema del que dirige un podcast titulado El quinto signo vital, y después, pasó por el estudio Noe: elle habló de la inserción laboral de personas LGTBQ+ así como de su experiencia personal saliendo del armario trans. El tema del que hablan lo eligen las invitadas y cómo dice Berta 2: “podrían haber hablado de esto o de cuándo se construyó la Torre Eiffel”.  La libertad es absoluta.

Bajo el lema “el medio que cede la palabra a las voces del común”, nació en 2020 Koiné TV: un medio colectivo de comunicación, en formato audiovisual, creado para dar cabida a temas que se escapan de la agenda de los medios generalistas. La productora zaragozana ha puesto a disposición de Sororitrap la infraestructura necesaria para grabar en Zaragoza, y a Sara, su técnica para toda la producción y edición. Así, las locutoras se dedican íntegramente a la parte creativa y a las redes sociales aunque reconocen las tres que no son lo suyo. Además siempre han sido muy defensoras de lo cutre, recalca Rocío: “A ver si ahora vamos a tener que ser profesionales”. 

¿Qué le diríais a la gente de vuestro podcast?

Berta 1: Yo le diría a la gente que haga lo que quiera y la verdad que se lo escuche y si no que escuche otro. Porque ahora hay muchos.

Berta 2: Yo creo que somos graciosas y a mí parece muy importante sentir que la gente es maja al escuchar un podcast.

Rocío: Lo que la gente se va a encontrar es una conversación entre amigas donde unas se interrumpen, cada una dice una tontería o una chorrada mayor… pero, bueno, es gratis.  

Además del podcast, comenzáis a pinchar en 2016…

Berta 2: Pinchar entre comillas porque en realidad no somos dj, sino que somos lo que se conoce como selectoras: ordenamos la música, la seleccionamos y la pinchamos, pero no la mezclamos. 

Se sumergieron en el mundo de los dj porque sentían que en los espacios políticos zaragozanos que frecuentaban había muy poca gente que pusiera canciones que no fueran punk o rock. “Sentíamos que la pista de baile siempre acababa llena señores haciendo pogos y que las mujeres estaban siempre alrededor. No compartían en el espacio de igual manera”, confiesa Berta 2. 

Sororitrap Antisystem
Sororitrap Antisystem pinchando/Fotografía de Malena Goya

A partir de ese momento, organizaron fiestas con dos objetivos: que fueran feministas y espacios seguros. En sus inicios escribían lemas que acompañaban al mensaje de la música y explica Rocío: “al principio chocó bastante: primero lanzábamos perreo, luego remember y lo mezclábamos con música mainstream como C. Tangana o las Spice Girls”. 

Generalmente, la política de izquierdas se apropia del punk y del rock, música con un mensaje claro de denuncia; Soritrap creyó en que se podía bailar reggaetón y remember desde un punto de vista político. Berta 2 reconoce: “A lo mejor las canciones en sí no son subversivas como las de punk aunque no todas, porque la cultura es machista y eso permea todo, pero con esta música sentíamos que se democratizaba más la pista de baile… Y ya solo por eso merecía la pena”. 

Solían pinchar en centros sociales como el CSO Kike Mur o en el Centro Social Comunitario Luis Buñuel -antes de su cierre-, también en las fiestas de la Magdalena, en el Arrebato y en bares como el Bembé, el Tattoo Circus y el Sónica. Ahora continúan pinchando para ocasiones puntuales. 

Sororitrap Antisystem es ya una marca tripersonal que define a Berta Comas, Berta Jiménez y Rocío Durán. Así son tres periodistas millennials que en sus proyectos personales siempre han querido dar un papel protagonista al talento de sus amigas y no desprenderse de los ideales que las definen. 


Zero Grados celebra su 10º aniversario con la Jornada Narrativas Etópicas, que se celebrará el 26 de abril en Etopia. A lo largo de estas semanas, cada lunes podréis disfrutar de una entrevista a uno de nuestros ponentes en nuestra sección de la jornada. Iremos desvelando las diferentes charlas, así que estad atentos a nuestras redes sociales. ¡No os lo perdáis!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *